Por lo corta de nuestra existencia,
siempre buscamos trascender, es decir dejar una huella en este mundo en que vivimos. Algunos tienen hijos, perros, siembran arboles, componen canciones o pintan cuadros. Yo a los 15 años escribí mi primer poema. Y tu, si lees y recuerdas después de un tiempo lo que leíste aquí, una parte de mi estará en ti y cierto es que yo habré trascendido. Gracias por Visitarme.

1 de noviembre de 2013

Recuerdos




Cuando de pronto escucho tu voz
diluida entre brisas y sombras

Recuerdo cuando bajo las sabanas
Veíamos lentas pasar las horas

Recuerdo tu cuerpo en mi cama
llena de tu esencia y mis líquidos

Recuerdo mis dedos, en ti sumergidos
Y esa dulce aroma de placer escondido

Recuerdo tanto amor y tantos besos
Tanta pasión, lujuria y deseo

Recuerdo la calidez de tu cuerpo
Justo antes del despertar del día

Recuerdo tus manos tocando mi cara
Y las mías recorriendo tu espalda

Recuerdo tu pecho de pálido oro
Lleno de brillo, ceñido de seda

Recuerdo la umbra nacida entre tus piernas
Ese delta, donde desembocan mis ganas

Cuando de pronto escucho tu voz, 
diluida entre brisas y sombras.

Mi mente se llena de recuerdos.

Uslar










1 comentario:

  1. Al final lo único que queda son los recuerdos

    Saludos!

    ResponderEliminar