Por lo corta de nuestra existencia,
siempre buscamos trascender, es decir dejar una huella en este mundo en que vivimos. Algunos tienen hijos, perros, siembran arboles, componen canciones o pintan cuadros. Yo a los 15 años escribí mi primer poema. Y tu, si lees y recuerdas después de un tiempo lo que leíste aquí, una parte de mi estará en ti y cierto es que yo habré trascendido. Gracias por Visitarme.

10 de octubre de 2013

Eres...




Eres el Durazno que sostengo entre mis manos
Que me regala su aroma y aterciopelado tacto
Eres la piel madura de oro y de crepúsculo
Que se ofrece para mi ante todos los astros

Eres la boca que se abalanza sobre el fruto
El diente que entre la pulpa halla descanso
Eres la lengua que degusta el dedo azucarado
Y que lame los últimos vestigios del fruto...
devorado.

Uslar

1 comentario:

  1. Este es un poema delicioso... Me hizo agua la boca...

    ResponderEliminar